Entrevista Rincón del Músculo #1- Vida Verde: salud, energía y belleza.

E

Últimamente, los estilos de Vida Verde están ganando muchos seguidores y popularidad. El deseo de seguir una vida sana, la cada vez mayor concienciación sobre los componentes, manipulación y orígenes de los productos que consumimos, y los aires ecologistas que airean nuestra sociedad desde hace un par de décadas y que han formado parte del crecimiento de muchos, hacen que el vegetarianismo o veganismo (en cualquiera de sus opciones) se vea atractivo para muchos jóvenes.

En este artículo, entrevistaremos a varios jóvenes, con diversas posiciones y estilos de vida frente a la opción verde, para ofrecer otro punto de vista y testimonios verdaderos que refuercen las investigaciones y estudios sobre el modo de Vida Verde.

 

TIPOS DE VEGETARIANISMO Y VEGANISMO

Empezaremos haciendo un rápido recorrido sobre las distintas modalidades de dieta, para aclarar los límites de cada una. Es primordial no comenzar un estilo de vida sin antes informarse correctamente de todos sus aspectos. Empezar un cambio brusco con lagunas puede traernos más perjuicios que alegrías.

La base de la Vida Verde es un total rechazo a la carne animal. Dentro de esta premisa básica, hacemos una clasificación, dependiendo de la flexibilidad de cada dieta:

  1. Vegetarianos y semivegetarianos: su rechazo por la carne no les impide comer huevos ni lácteos animales. En el caso de los semivegetarianos (no es un nombre oficial) encontramos personas que si bien no comen carne, hacen una excepción con el pescado. Éste último no sería vegetariano propiamente dicho, pero como hemos dicho, hay un abanico de opciones.
  2. Ovoveganos u ovovegetarianos: rechazan carne y leche, pero consumen huevo.
  3. Lactoveganos o lactovegetarianos: rechazan la carne y el huevo, pero consumen lácteos animales.
  4. Veganos: no consumen nada que provenga de un animal. Dentro de este grupo podríamos situar a los crudiveganos, que además de no consumir productos animales, basan su dieta en alimentos que consumen crudos.

 

VIDA VERDE Y SALUD

Para nuestro primer apartado, hemos contado con la colaboración de Sonia Roca, estudiante de Enfermería en su último curso de carrera, por la Universidad de Huelva.

RDM (Rincón del Músculo): ¿Por qué te atrae tanto la Vida Verde? ¿Por qué decides que te harás vegetariana, o incluso vegana?

SR: Bueno, aún no lo soy por circunstancias, pero quiero llevar ese estilo de vida porque pienso que, realizando una dieta vegetariana de forma correcta, se puede alcanzar un nivel de vida bastante bueno, sintiéndose mejor con uno mismo y más fuerte.

RDM: ¿Qué conocimientos tenías, o en qué te basaste para tomar esa determinación?

SR: Empecé a leer artículos e información en páginas fiables y leí muchos beneficios y muy pocas cosas perjudiciales. Aún no he tomado la decisión completa pero creo que es un estilo de vida saludable y no tiene por qué ser perjudicial para la salud. También observé la cantidad de platos vegetarianos que existía, y todas las propiedades de estos alimentos, quitándome la idea de que llevar una dieta vegetariana es igual a carencia de nutrientes en el organismo.

RDM: Estudias Enfermería… Eso te habrá puesto en contacto con fuentes que te digan tanto los beneficios como los perjuicios de la vida verde… ¿Qué riesgos podría tener un vegetariano? ¿Y un vegano? ¿Qué piensas que es lo más difícil cuando decides dar el paso, a nivel nutricional?

SR: Sí, soy estudiante de Enfermería en el último curso y, como todos, he estudiado la alimentación y los riesgos de una mala alimentación; sin embargo, a la hora de ver lo que supone llevar una dieta verde, encontramos siempre dos vertientes: los que dicen que es peligroso y los que dicen que es estupendo. En mi opinión, una dieta vegetariana te da todo lo que el organismo necesita: proteínas, vitaminas y todos los nutrientes sin comer carne y conservando la alcalinidad; además de consumir productos derivados de animales, como leche, queso, miel… dando una alimentación completa sin necesidad de probar la carne.

Una dieta vegana consiste en abstenerse al consumo cárnico pero, además, quitar de la dieta todo lo derivado del animal; aunque parezca una dieta más agresiva, el veganismo te ofrece también la posibilidad de llevar una alimentación completa y adecuada al desarrollo del organismo. Ambas son compatibles con todas las etapas de la vida y ayudan a prevenir varias enfermedades degenerativas y crónicas, incluso hay autores que las describen como «anticáncer». Sin embargo, todo esto es viable si se realiza una dieta vegetariana con los productos adecuados y especiales para dieta vegetariana/vegana, ya que no todo lo «verde» tiene el mismo origen ni el mismo proceso de elaboración, como por ejemplo el uso de pesticidas y de ciertos conservantes que, si solo te alimentas de productos vegetarianos y además estos productos contienen estas sustancias, podría provocar efectos adversos que una dieta vegetariana/vegana bien hecha no habría provocado.

RDM: ¿Qué crees que podría ser lo más difícil de hacer el cambio?

SR: A la hora de dar el paso, para alguien que esté acostumbrado o que le guste el sabor de la carne, es difícil quitar ese hábito. Sin embargo, a nivel nutricional, el cuerpo va adquiriendo más energía, una digestión más ligera y mayor aporte de líquidos, por lo que no considero que haya un impacto fuerte, más que nutricional sería psicológico para una persona acostumbrada a la carne. Para personas como yo, que no me gusta el sabor de la carne y no siento predilección por ella, el «dar el paso» puede que sea más fácil por el simple hecho de que comemos lo que más nos gusta.

RDM: ¿Algún mensaje para nuestros lectores?

SR: El mensaje que yo doy es mi opinión, la de que es una dieta que vale la pena probar y que siempre puede volverse a la vida carnívora si uno se da cuenta de que no es compatible con este estilo de vida. En mi caso aún no he podido realizarla, sin embargo sé los beneficios que conlleva. Si ves que no estás preparada/o para realizar un planning de comida vegetariano siempre puedes consultarlo con tu médico o con un nutricionista.

 

VIDA VERDE Y ENERGÍA

En este segundo punto, vamos a escuchar los testimonios de Mariana Gella, estudiante universitaria y animalista decidida; y Agustín Carro, uno de nuestros redactores en Rincón del Músculo.

RDM: Mariana, ¿por qué decidiste hacerte vegetariana?

MG: Llevaba mucho tiempo dándole vueltas a la cuestión, y fue después de ver el documental Earthlings hace un año y medio que pensé: «hasta aquí hemos llegado». Luego fui sumando razones para seguir siendo vegetariana hasta el punto de no entender como no lo era desde antes.

RDM: ¿Qué tal fue el proceso?

MG: ¡Mucho más sencillo de lo que pensaba! Al ser por una cuestión moral, el cambio de chip fue radical. Me di cuenta de como teníamos integrada la carne en la alimentación de forma no justificada. Es más bien un abuso. Pensamos que no sabemos comer si no es acompañando cada plato con algún tipo de carne. Al decidir eliminarla de mi alimentación, descubrí muchos otros platos que nunca había probado.

RDM: ¿Qué tal te sientes?

MG: ¡Mucho mejor! Tanto física, como anímica y moralmente.

RDM: ¿Practicas algún deporte? ¿Qué cambios notaste?

MG: Hago yoga, a veces hot yoga. Un cambio fundamental fue la energía. Te sientes más vivo, animado y te cansas menos. De hecho, ahora hago mucho más hiking, ¡y lo disfruto mucho más!

RDM: ¿Qué fue lo más difícil?

MG: Como lo hacía por razones morales principalmente, no fue muy difícil. Pero es cierto que la carne está tan integrada en nuestra dieta, que salir a comer fuera es un reto, ya que muchos lugares no te dan otra opción. ¡A veces tu único remedio es comer patatas!

RDM: ¿Algún consejo o mensaje para nuestros lectores?

Animo a todo el mundo a probar dejar la carne durante un periodo corto de tiempo (un par de semanas por ejemplo); para darse cuenta de que realmente no lo necesitamos. Partiendo de esa base, encuentro injusto el sufrimiento que le provocamos a los animales, y ofensivo el precio al que vendemos su carne (vender una hamburguesa a un euro significa para mí que la muerte de ese animal vale un euro). Vivimos en un mundo de abundancia, ¡en el que las opciones a la hora de comer son infinitas!

RDM: Agustín, ¿qué tal fue tu experiencia en esto? ¿Qué cambios notaste?

AC: Yo siempre he sido un férreo defensor de la carne. Me he descrito como carnívoro depredador toda mi vida. ¡“Si no corre si lo asustas, no está bueno” era uno de mis lemas! Sin embargo, precisamente cuando entré en el Equipo Rincón del Músculo, y empecé a aprender más y más sobre nutrición, me di cuenta de lo sabia que es la dieta con poca cantidad de carne, y muchos vegetales, que es la dieta Mediterránea original, la de calidad (la actual está muy contaminada y americanizada). Tras investigar, y conocer a amigos veganos, decidí probarlo por un par de semanas. Si en tres semanas no me convencía, lo dejaba.

RDM: ¿Y qué pasó?

AC: ¡A la segunda semana decidí no volver a consumir carne ni leche animal nunca más! Había dado un parón en mi entrenamiento de una semana. Siempre sigo mis progresos en un Diario de Entrenamiento, y tras un “descanso” de ese lapso, lo normal era encontrar un bajón en la cantidad y calidad de entrenamiento. Eso no ocurrió, sino que conseguía hacer más, cansándome menos. En lugar de fallar en la flexión 20, fallas en la 25, en lugar de hacer 300 abdominales, haces 400 o más… era increíble. De hecho, al principio pensaba que estaba ejecutando mal la técnica, “haciendo trampa”. Pero no, realmente tenía mucha más energía.

RDM: ¿Algún consejo?

AC: Sí. Estoy familiarizado con el Equipo de Rincón del Músculo, ayudo en la revisión de artículos (me los leo todos antes de que sean publicados) y puedo decir que esta página tiene una gran calidad. Antes de comenzar algo tan brusco, informaos bien, aprended cómo funciona vuestro cuerpo, y sobre todo, qué límites y requerimientos vais a necesitar a la hora de entrenar. En RDM tenéis muchísima información y material de sobra para autoeducaros en esto. Nuestros redactores son muy buenos, y seguro que podremos añadir más artículos para ayudar a los “verdes primerizos» sin que afecte a su rendimiento.

 

VIDA VERDE Y BELLEZA.

Por último, tenemos el testimonio de Davide Renda, estudiante de artes escénicas y además modelo italiano, el cual lleva años llevando un estilo de vida completamente vegano.

RDM: ¿Por qué decidiste hacerte vegano?

DR: Principalmente por motivos estéticos, ya que trabajo en un ambiente donde la belleza es esencial. La dieta vegana mejora la piel y previene el envejecimiento, porque tu cuerpo está más oxigenado. Además tenía motivos éticos y de salud. Amo a los animales, y no quiero que mueran para mi alimentación. Por otra parte, con esta dieta prevengo enfermedades, desde las más banales hasta las graves como el cáncer.

Davide Renda (2)

RDM: ¿Cómo fue la experiencia?

DR: Empecé tras ver los beneficios que esta dieta le trajo a mi padre: él tenía sobrepeso, colesterol alto y gastritis. Desde que se hizo vegano, perdió 17 kg en seis meses, y no sufre ni colesterol ni gastritis, además de parecer mucho más joven y fuerte. Por esto, decidí probar por diez días, y vi resultados inmediatos: más fuerza y piel perfecta. Volví a mi dieta originaria temporalmente, y me sentí mal, pesado y cansado. Me documenté más sobre el veganismo, y al final decidí que ése era mi camino.

RDM: ¿Cómo te sientes? ¿Qué tal en el ámbito del deporte?

DR: Me siento realmente bien. De nuevo, insisto en mi piel: más joven, bella, luminosa, hidratada… tengo más fuerza y energía, por lo que hago más cosas durante el día. Estudio, trabajo, hago deporte… Hago natación y además voy al gimnasio. Ahora rindo más, y mis músculos tardan menos en recuperarse del entrenamiento.

Pero lo más importante es que me siento bien, sano y feliz.

RDM: ¿Qué has encontrado más difícil?

DR: Lo primero, eliminar el sushi. ¡Me encantaba! Pero lo más duro pudo ser aprender a ignorar lo que digan otros. A veces se han burlado o reído de la decisión, o bromeado. Ser firme y mantener tu voluntad a pesar de lo que digan.

RDM: ¿Y qué tal el comer fuera?

DR: Eso ha sido difícil. Soy alérgico al huevo y a los lácteos, así que el cambio no ha sido extremo, pero en Italia no hay muchos sitios con las opciones veganas. Pedía la pizza sin queso, por ejemplo. Sin embargo, cuando me mudé a California era increíble. Comida vegana de todo tipo: americana, mexicana, vietnamita…

RDM: ¿Algún consejo?

DR: Por supuesto. Si quieres verte mejor, más fuerte, sano, bello, a gusto con vuestra conciencia y prevenir envejecimiento y enfermedades, ¡hazte vegano!

 

CONCLUSIÓN

Este artículo se ha centrado en testimonios y puntos de vista de jóvenes, con vidas activas o deportistas, y que han demostrado no “lanzarse a lo loco” en el cambio.

Hemos podido ver cómo las dietas verdes parecen aportar salud, energía y belleza. Es cierto que también podremos encontrar testimonios de personas que estén en contra, o que dejasen esta opción. Casos de anemia (ya que la Vitamina B12 es sólo animal, y los veganos la toman en alimentos enriquecidos), o de desbalance nutricional.

 

Para acabar, volvamos con Agustín.

RDM: Eres redactor aquí, en Rincón del Músculo. Eso lleva una responsabilidad a la hora de escribir. Sabiendo de los testimonios “contraveganos”, ¿por qué nos ofreces este artículo?

AC: En primer lugar, porque estoy de acuerdo con el testimonio de Sonia. Es posible seguir una dieta vegana (de hecho, yo soy ovovegano desde hace más de un mes) sin tener perjuicios, siempre que balancees bien. Yo no vi el cambio como un “no comas esto” sino más bien como un “añade estas otras cosas”. Es decir, como nos ha dicho Mariana, una oportunidad de redescubrir la gastronomía que te rodea y ampliar tu menú para obtener todo lo que necesitas.

Yo soy propenso a la anemia, y a tener alta la bilirrubina. Eso es lo que me llevó a no dejar de consumir huevos (al menos, no hasta aprender a cocinar lentejas). También consumo mucha espinaca, semillas de chía, linaza y nueces. Escucho a mi cuerpo, y sé qué límites ponerle. Todo es un proceso, vas cambiando cosas y mejorando tu dieta y rutina constantemente, porque nunca paras de aprender.

Mi objetivo es ser vegano, pero aún estoy asentándome en mi primer paso hacia ese modo de vida. Creo que aquellos que han tenido prejuicios los han sufrido por no tener los conocimientos adecuados y haber hecho algo tan complicado de un modo más “locura”.

Hay muchos deportistas de élite que son veganos. En ningún momento hemos dicho que sea fácil. Pero, seamos honestos, todos sabemos que un buen cuerpo, sano y fuerte, no se consigue por el camino fácil.

El objetivo último de entrenar no debe ser convertirse en una escultura que lucir en la playa, sino estar sano. Y es por ello que el veganismo me ha convencido.

Agradecemos a todos los participantes su colaboración, y animamos a todos los que eligieron la Vida Verde a seguir sanos y felices.

¿Hay algún vegano entre nuestros lectores? ¿Algún seguidor desea que investiguemos y nos informemos sobre veganismo y ejercicio? ¡Háznoslo saber, vosotros sois nuestra razón de ser!

 

*todas las entrevistas se han obtenido con el consentimiento del entrevistado y respetan las respuestas dadas.

*la entrevista a Davide Renda es una traducción del autor. La original fue en italiano.

About the author

Agustín Carro

Hola a todos. Soy un chico andaluz, estudiante de Arquitectura y Bellas Artes en Madrid. Entré como redactor en Rincón del Músculo en 2014, y a día de formo parte de su Dirección. Me encanta todo lo relacionado con la alimentación y la biología, e intento incluir temas como el veganismo en esta página. Espero que podamos ayudaros a mejorar y ser más sanos. ¡Adhuc Stantes!