Desentrenamiento: ¡No pierdas tu enfoque!

D

Si hay alguna virtud que debe tener toda persona que realiza algún tipo de deporte o entrenamiento en particular y quiere lograr grandes resultados tanto a corto como a largo plazo, es la paciencia. Pero no podemos olvidarnos también de la constancia, la disciplina y la dosis justa de motivación para mantenernos enfocados a lo largo de todo el año. Esto acompañado de la alimentación, hidratación y descanso adecuados, así como una correcta suplementación si es necesaria.

Podríamos decir que combinar todos estos factores resulta un poco complicado de lograr ¿No es cierto? Pues a decir verdad, lo es. Si fuera algo realmente sencillo, veríamos mucho más físicos estéticamente agradables por las calles gozando de una buena salud, y no el gran número de personas desentrenadas o con sobrepeso que vemos a diario. Claro está que muchas de ellas no tienen el tiempo (o en muchos casos, el interés) por mejorar su estética y calidad de vida, pero ese no es el tópico que queremos abordar en este artículo.

Muchas personas se entrenan con frecuencia durante su semana, ya sean deportistas o no, y dedican gran parte de su tiempo a mejorar físicamente. Van al gimnasio, realizan su rutina de pesas, realizan actividades aeróbicas para oxidar grasas, y tratan de equilibrar su dieta lo mejor posible para no desperdiciar todo ese esfuerzo realizado. Pero luego de un determinado tiempo de mantener este ritmo y sin motivo aparente más que el cansancio o el estrés que les produce su vida cotidiana o el mismo sacrificio que realizan diariamente para mantenerse en forma, abandonan su entrenamiento por varios días, incluso semanas hasta meses.

Lo lamentable es que el proceso aquí no termina, ya que luego de este tiempo de «descanso» la persona siente que ya se ha dejado estar lo suficiente y vuelve de nuevo a sus actividades físicas, cayendo en un círculo vicioso que puede llevarla al sobreentrenamiento (ya que por diferentes motivos aumenta la intensidad de su entrenamiento erróneamente para acelerar los resultados) o lo que es peor, la utilización de medios peligrosos para la salud con la finalidad de lograr los objetivos que desea con mayor rapidez. Aquí es donde se encuentra la clave: en el tiempo o mejor dicho en el mantenimiento en el tiempo de nuestro entrenamiento.

Por estos motivos desde Rincón del Músculo creemos que es importante que prestes atención a algunos datos que mencionaremos a continuación, para que pienses dos veces con mucha seriedad antes de abandonar temporalmente tu entrenamiento y desperdiciar todo lo que vienes logrando con tanta dedicación:

– Cuando dejamos de hacer actividad física, nuestro organismo pasa a necesitar una cantidad de energía diferente a la que acostumbraba en períodos de entrenamiento, debido a que al no tener ese gasto energético adicional, el elquilibro entre lo que se gasta y se consume ya no es el mismo. Esto tiene como consecuencia, en general, en un balance energético positivo (es decir, ingerimos más de lo que utilizamos a diario como energía) y su consecuente aumento de la cantidad de grasas en el cuerpo.

– Durante el desentrenamiento se produce una reducción del área de sección cruzada de los músculos, tanto en hombres como en mujeres. Ésto deriva en una disminución considerable de la fuerza y es un claro indicador de la atrofia muscular. Es decir, perdemos músculo lo que afecta negativamente en muchos factores que acompañan la oxidación y fijación de las grasas en el cuerpo.

atrofia_muscular

– En entrenamientos de fuerza el cese por completo de las actividades (aún en períodos pequeños de tiempo menores a 4 semanas) o la reducción drástica de las mismas deriva en una declinación inmediata de la fuerza, aunque con una magnitud variable dependiendo del individuo y del tiempo que se permanezca en inactividad.

– En entrenamientos de resistencia la frecuencia cardíaca en reposo y frecuencia cardíaca máxima, que disminuyen con la actividad a corto plazo, regresan a los niveles que poseía el individuo cuando se encontraba desentrenado si el período de inactividad también es de corto plazo. Esto tendrá como consecuencia una afección en el rendimiento de nuestros entrenamientos de cardio cuando retornemos a la actividad física. Claro está que el impacto será negativo.

En conclusión podemos decir que el desentrenamiento es la pérdida parcial o completa de las adaptaciones inducidas por la actividad física, ya sea por el cese completo de las actividades o en respuesta a un estímulo de entrenamiento insuficiente. Lo importante es, entonces, mantener nuestro ritmo de ejercitación en un nivel adecuado sin interrupciones, pero si con períodos de descanso para obtener ganancias a lo largo del tiempo. Recuerda siempre que la planificación correcta de nuestro entrenamiento es la clave para mejorar físicamente, y ésta incluye varios factores que combinados de forma adecuada serán la receta perfecta de nuestro éxito estético y deportivo.

¿Tiens alguna duda sobre el artículo?¿Quieres que hablemos de algún tema en particular? ¡Adelante! Deja tu comentario. En Rincón del Músculo estamos para ayudarte.

About the author

Claudio Ali

Estudiante Avanzado de Personal Training con conocimientos sobre nutrición y suplementación deportiva. Jugador de rugby amateur. El deporte y la salud como forma de vida.

1 comment

  • Me gustó mucho el artículo, sentí en carne propia todas las etapas descritas y es precisamente lo que me sucedió, ahora lo tengo mas claro, gracias.