De vez en cuando se deja de entrenar por diferentes razones como el trabajo, los estudios o la familia. Y volver a recuperar ese ritmo deportivo que se tenía es difícil, pero no imposible. Solo es cuestión de poner empeño y esfuerzo cuando se tienen las ganas de empezar una vez más.

En Rincón del Músculo siempre pensamos en toda persona que quiere tener una vida sana y deportiva. Es por esto, que en el artículo de hoy vamos a darte algunos consejos que te ayudarán para cuando retomes los ejercicios que habías dejado de lado o que de repente nunca entrenaste y eres nuevo queriendo conocer más acerca del tema.

Cuidado con lesionarte

Luego de haber dejado por largo tiempo los ejercicios, los músculos de nuestro cuerpo juntamente con las articulaciones y tendones están flácidos, blandos y sin fuerza. Por lo tanto, cuando vuelvas a ejercitarte ten siempre en cuenta lo siguiente para no lesionarte:

  • Calienta y activa todos los músculos.
  • Estira antes y después de entrenar.
  • Haz movimientos controlados y suaves.
  • No abuses de las horas en el gimnasio (sobreentrenamiento).

Entrenamiento progresivo

No te apresures en volver a cargar mucho peso. Luego de estar inactivo durante meses o años, tu cuerpo necesita acostumbrase a volver al estrés muscular. Con los ejercicios de fuerza empieza desde abajo, como si fueras un principiante. Para los ejercicios cardiovasculares necesitarás un par de semanas para recuperar tu resistencia. Recuerda que si eres poco de hacer deporte puede costarte algo más, en cambio, si eres de las personas activas que vuelen a entrenar luego de haber estado de para por alguna lesión o algo parecido, tu cuerpo se aclimatará de manera rápida a los entrenamientos que solías hacer.

Recuerda que cuando tu cuerpo no está aún acostumbrado a cargar peso otra vez, al siguiente día luego de haber ido al gimnasio, tus músculos estarán muy adoloridos que no podrás moverte. Esta es una de las razones por la cual a algunas personas no les gusta ejercitarse, por miedo al dolor en los días posteriores. Sin embargo, el problema está en empezar de manera progresiva cada día hasta acostumbrase al estrés muscular.

Empieza con buena alimentación

Para los que dejaron el entrenamiento y consumían comida chatarra, bebidas azucaradas y dulces, este cambio de vuelta a la dieta saludable, alta en proteínas, hidratos de carbono y grasas buenas será radical. El cuerpo se mal acostumbra a consumir alimentos con muchas calorías, esto da origen a que el metabolismo cada vez sea más lento y la acumulación de grasa aumente. Por esta razón, cuando pretendamos empezar o a volver a los entrenamientos necesitaremos una alimentación correcta y balanceada. Esto, a su vez, ayuda a maximizar nuestro rendimiento en el deporte. Si quieres saber más acerca de la alimentación dale click aquí.

No pierdas la motivación

Una de las claves para sobrevivir en este campo deportivo es nunca perder la motivación. La motivación deportiva es vital para alcanzar objetivos en nuestro cuerpo. La mayoría de personas deja de entrenar por falta de motivación, que conlleva al desgano y cansancio. Pero, ¿qué hacer para recuperar esa motivación perdida?

Lo primero es no caer en lo rutinario. Trata de cada mes cambiar tu entrenamiento, hacer cosas nuevas para lograr la variedad, visualiza tus metas. La música es un aliado más que ayuda a mantener constante la motivación, por lo tanto, úsala siempre cuando entrenes para concentrarte. Además, usar implementos nuevos para el deporte, como una camiseta o calzado deportivo nuevo, siempre son una motivación extra que ayuda a volver con fuerza y motivación.