Tips para no perder la motivación

T

Existen diversos factores que alejan a las personas de sus objetivos deportivos. Entre ellas puede haber las famosas y no tan deseadas lesiones deportivas, que es uno de los problemas principales de los deportistas. Sin embargo, el tema de hoy no es sobre lesiones deportivas, sino de un tipo de lesión emocional que sufren los deportistas: la motivación.

En el artículo de hoy, de Rincón del Músculo, vamos a hablar un poco sobre la pérdida o falta de motivación y a darte algunos tips que debes conocer para no perder tu motivación.

Cambiar la rutina

A veces hacer siempre lo mismo de manera repetitiva nos lleva al desgano y a perder la motivación. Este es uno de los mayores problemas que tienen los principiantes cuando empiezan a ejercitarse. Lo ideal es no caer en la rutina, y para lograr esto se necesita cambiar cada cierto tiempo de rutina para no estancarse en los progresos. El cuerpo no debe de acostumbrarse a una rutina, sino variarla para que la motivación no decaiga. Trata de incluir nuevas actividades como salir a correr, saltar la comba, baile, distintos tipos de entrenamiento y muchas cosas más que de repente no sueles realizar. Así tu motivación se mantendrá intacta por mucho tiempo.

Ejercítate en grupo

Otra forma de no perder la motivación es entrenando con amigos o personas que tengan los mismos intereses deportivos  que uno. Cualquier actividad deportiva en grupo sirve de mucho para que la motivación no desaparezca, además al hacer grupos puedes interactuar con ellos y generar más conocimiento para aplicarlos en tus entrenamientos. También al ejercitarse en grupo se genera una competencia sana entre los integrantes, así cada uno querrá sobresalir sobre los demás y esto hará que la motivación de ganar aumente cada día.

Música

La música puede cambiar estados de ánimos de manera sorprendente, por lo tanto es una magnífica opción para recuperar esa motivación perdida. Ya sea en tu casa, en el carro o en el gimnasio la música siempre debe de ser parte de tu día a día para sentirse vivo y con energía. Estudios realizados han llegado a la conclusión que la música es un factor muy influyente en el deporte, y que las personas expresan emociones y sentimientos a través de ella. Por lo tanto, recuerda siempre ejercítate con música y verás los resultados en tus estados de ánimo, tu energía y tu motivación.  

Tómate un descanso

Sabemos que el cuerpo es una máquina, pero también necesita de descanso para recuperar fuerzas. Después de haber estado un buen tiempo entrenando nuestro cuerpo llega a alcanzar una cierta sensación de agobio, que se debe al esfuerzo hecho. Entonces, el cuerpo pierde motivación y se queda sin ganas de ejercitarse, sin embargo, la mejor solución para este problema es tomarte un par de semanas libres. Olvídate por un rato de los ejercicios, recuperar fuerzas en ese receso para que vuelvas con nuevas energías al gimnasio y con una motivación. Si en caso, te obsesiona mucho el deporte, puedes hacer abdominales y pantorrilla durante las semanas de descanso, ya que son músculos que se recuperan fácilmente.

Equipamiento nuevo

De seguro que hemos perdido motivación, y aún no sabemos el por qué, sin embargo pueden haber pequeños detalles que harán que recuperemos esa motivación. Contar con nuevos implementos deportivos, ya sea ropa nueva, maquinaria nueva, suplementos nuevos y ciertas cosas similares hará que nuestro cuerpo mantenga esa motivación por el deporte. Esta idea parece simple, pero ayuda a muchas personas que quizás necesitan ese «empujón» para volver a hacer deporte.

 

About the author

Renzo Mariño