Identificación y tratamiento de las lesiones

I

Si se siguen las pautas apropiadas, la incidencia real de lesiones por entrenamiento es muy baja. De cualquier manera, es importante distinguir la diferencia entre el resentimiento y la lesión de un músculo; una vez que se identifique una lesión habrá que saber qué medidas adoptar para asegurar su tratamiento apropiado.

Puede distinguirse el dolor de la lesión en que el primero es difuso y generalizado, en tanto que las lesiones tienden a ser específicas y localizadas. El dolor que se siente en un área determinada, como en un lado del cuerpo o sólo en un músculo o articulación, es más sugestivo de una lesión. Dado que se levantan pesos similares con ambos lados del cuerpo, el dolor muscular tiende a presentarse en forma simétrica.

Las lesiones también duran mucho más que el resentimiento muscular habitual. Si el dolor no disminuye después de su máximo a las 72 horas, puede tratarse de una lesión. Si las lesiones no se tratan adecuadamente en este período inicial, pueden prolongarse y traer consecuencias negativas.

lesiones

Por supuesto, la mejor recomendación cuando se trata de una lesión es que se consulte lo antes posible a un profesional médico calificado. Esta medida debe tomarse de inmediato para que la lesión pueda ser tratada en forma temprana y adecuada. Entre tanto es conveniente seguir el principio PRICE para tratar una lesión en sus fases tempranas. PRICE es un acrónimo de las palabras inglesas protect, rest, ice, compression y elevation que significan protección, reposo, frío local, compresión y elevación. Estas técnicas son eficaces para tratar una lesión aguda hasta que se pueda consultar a un especialista.

El aspecto más importante de cualquier programa de entrenamiento es la seguridad personal, que puede asegurarse si se siguen las pautas adecuadas. Se debe prestar atención a la distinción entre el dolor y la lesión. El dolor o resentimiento muscular es un resultado esperado de casi cualquier programa de entrenamiento nuevo. En cambio, la lesión puede ser consecuencia de la aplicación de la forma y la técnica incorrectas y suele asociarse con un dolor inusual o inesperado. En caso de lesión siempre se debe consultar a un médico especialista.

 

Bibliografía:

  • Brown, L.E., (2008). Entrenamiento de la fuerza. Editorial médica Panamericana.

About the author

Ismael Maciá