Cuidar nuestro cuerpo es lo importante en el deporte. Siempre queremos vernos bien y llevar una apariencia físicamente mejor que los demás. Sin embargo, hay detalles que se nos pasan en el entrenamiento.

En el artículo de hoy vamos a darte a conocer algunos puntos que marcan la presencia de sobreentrenamiento. Quizás tienes algunos de estos síntomas y no sabes por qué. Aquí te lo contamos.

Te abruma el cansancio

Una de las razones por la cual nos ejercitamos es para sentirnos bien físicamente, estar saludables y tener una vitalidad distinta al resto. Pero cuando de repente nos sentimos cansados y sin ganas de hacer nada, es justo cuando debemos ver en qué andamos mal y en qué modo estamos sobreentrenando nuestro cuerpo. El cuerpo es una máquina, que se adapta a las condiciones que le demos; sin embargo también nuestro sistema responde cuando ocurre un problema de sobre entrenamiento.

Cuando se entrena, no solo damos esfuerzo a los músculos, también a cada uno de nuestros sistemas (digestivo, respiratorio, circulatorio) que trabajan en conjunto. Por lo tanto, cuando sobreentrenamos también desgastamos a todo el cuerpo, es por este motivo el cansancio, la falta de sueño y la ansiedad de comer.

CANSANCIO

Dolor muscular y articular

El exceso de peso y de entrenamiento en una sesión es una de las causantes del sobreentrenamiento. Las articulaciones no cumplen la función de levantar peso, los que deberían trabajar en este caso son los músculos. La articulación sirve como un soporte para lograr el correcto movimiento, y no la sobrecarga de este. Si sientes dolor en las articulaciones de la rodilla, codos y hombros es posible que estés exigiendo a tu cuerpo más de lo que puede dar.

Esto puede ser un indicio a posibles lesiones, y lo que no queremos justamente en el ámbito del deporte es lesionarnos. Por esto se recomienda calentar antes de cada entrenamiento y relajarlos al terminar.

sobreentrenamiento

No siempre es bueno el dolor

El dolor no siempre significa progreso. En este mundo de los fierros suele decirse mucho que para poder hacer crecer al músculo tiene que doler cada vez que entrenemos. Esta forma de pensar tiene sus limitaciones, ya que si hablamos del músculo, el dolor significa que las fibras musculares están sufriendo pequeños desgarros, por lo cual nuestro cuerpo tendrá que resolver el problema reparando esos desgarros y así lograr el volumen deseado.

Pero no debemos de confundir el dolor de un músculo, con la exigencia máxima que este puede dar. El dolor puede provenir del propio trabajo muscular; en cambio el dolor de sobre exigir al músculo más de lo que no puede dar no es igual. Se puede acarrear una lesión o un problema en el músculo. Lo que más afecta a la mayoría de deportistas son las tendinitis, esto se da por sobreentrenar un músculo, y tenemos que evitarlo a toda costa.

sobreentrenamiento

dolro

Deja que tu cuerpo descanse

Luego de entrenar el cuerpo necesita recuperar fuerzas y regenerar los tejidos musculares dañados durante la sesión de ejercicios. Esta recuperación se logra con una buena alimentación y un buen descanso. Un grupo muscular requiere de 48 a 72 horas para poder recuperarse totalmente. Si no dejamos que nuestros músculos descansen bien, vamos a dañarlos, y a pesar de todo lo primordial es la salud. También si realizamos ejercicio cardiovascular cabe mencionar que este tipo de ejercicio demanda menos esfuerzo (dependiendo del circuito e intensidad) que levantar peso, pero al igual que cualquier deporte, se debe alternar los días de cardio para que nuestro organismo se recupere.

sobreentrenamiento