El año empieza y todos nos hemos hecho una serie de propósitos; uno de ellos es empezar o retomar los entrenamientos en el gimnasio, ya sea para solucionar los excesos navideños, para sentirse mejor o simplemente porque nos gusta hacer ejercicio.

Todos nos hemos sentido un poco perdidos cuando empezamos en el gimnasio, demasiadas máquinas y no sabemos qué hacer o qué elegir. Nuestro consejo principal es que no pierdas la calma, lo primero es saber qué nos interesa hacer, es decir, qué objetivos tenemos; esto es muy importante para facilitarle el trabajo al monitor o al entrenador.

Hoy te daremos unos pequeños consejos para no caer en errores:

  • Paciencia, los procesos de cambios son lentos, únicamente la paciencia y la constancia son necesarias para lograr nuestros objetivos, estos llegarán solos.
  • Rutina, el monitor te dará las pautas necesarias para elaborar tu entrenamiento. Al principio será una toma de contacto y progresivamente irá aumentando en intensidad.
  • Pregunta las dudas que tengas acerca de los ejercicios, es muy importante conocer el movimiento y la correcta ejecución, toda información enriquece nuestro conocimiento.
  • Calienta, antes de empezar la sesión, calienta las articulaciones, estaremos “engrasando” nuestro cuerpo para prepararlo para el entrenamiento.
  • No copies, cada persona tiene una forma diferente de entrenar. Pregunta al monitor de sala o a tu entrenador si tienes dudas sobre algún ejercicio.
  • No siempre más es mejor, céntrate en trabajar lo mejor posible y lo que tengas marcado; ni más ejercicio, ni más peso nos van a poner más fuerte o vamos a tonificar más.
  • Civismo, recoge todo el material que uses, carga y descarga las máquinas después de ejecutar el ejercicio; piensa en los demás usuarios y en los monitores que trabajan en el recinto, crearás buen ambiente.
  • Prevención, haz los ejercicios con una correcta higiene postural, así evitaras lesiones en las articulaciones. Recuerda tener paciencia. Esto es una carrera de largo recorrido.
  • Descansa, es una parte muy importante dentro del total, debes descansar para que el músculo se reestructure y se repare. Esto sucede por la noche, por lo que no darle descanso al músculo puede ser contraproducente.
  • Come bien, si eres nuevo no es bueno que empieces con una dieta, pero sí que revises y reorganices lo que comes. Para eso te recomendamos siempre que acudas a especialistas, con especial atención si tienes algún tipo de problema, ellos te ayudarán siempre.
  • Constancia, dice el refranero que el que aguanta siempre gana, y nunca mejor dicho. Sé constante, si te ajustas a lo planificado siempre vas a tener éxito, es el secreto de una buena evolución.
  • Disfruta, cada día que pasa es una nueva oportunidad para evolucionar, disfruta en cada ejercicio, de cada sesión, de lo que haces. Respira, ¡vive!
  • Juega, no veas el ejercicio como algo monótono y pesado, ni sientas que es una obligación; al contrario, es una opción, juega a entrenar. Viéndolo de este modo disfrutarás más de los ejercicios de tu rutina.

Y por último: lee, infórmate, que la curiosidad sacie tus ganas por aprender y que ese aprendizaje sea el germen de algo grande. Nuestras puertas siempre están abiertas a preguntas y dudas, porque lo que  realmente buscamos es que la información llegue al máximo de personas y que éstas opten por un estilo de vida saludable con buenos hábitos.