Vivimos en una época donde el tiempo marca nuestra rutina, vivimos y dependemos de lo que marca el reloj. La hora de levantarse, empezar a trabajar, los niños, etc. Esta dependencia nos genera estrés y nos hace pensar que cada vez tenemos menos horas al día y te sientes más agobiado, te metes en un círculo vicioso donde te auto convences que no tienes tiempo para nada más. Estas en un bloqueado y no puedes ver ninguna solución a corto plazo. Es entonces cuando empiezas a suplir acciones para hacer cosas más rápido y así terminar antes, piensas que optimizas el tiempo, y nos hacemos cómodos sin pensar que nos estamos perjudicando.

Desbloqueo con soluciones

Hemos llegado a un punto de bloqueo, es el momento de parar, de visualizar, de respirar y calmarte.  Necesitamos centrar nuestros esfuerzos en proyectar nuestros objetivos, ¿qué es lo que queremos? Si la respuesta es sentirnos sanos y mejorar nuestro aspecto, y por qué no, nuestro bolsillo, entonces podemos empezar a valorar una opción que hoy en día esta cada vez más arraigada: El uso del tupper.

Lo mejor de llevar la comida de casa es que sabes perfectamente los ingredientes que vas a usar, los tipos de aceites, cantidades de sal y sobre todo, puedes controlar aquellos ingredientes que te hacen las digestiones más difíciles. De este modo ganarás siempre, pues una mala digestión te cambia el humor y te puede arruinar el día.

Otro aspecto positivo es que puedes decidir qué comer en cada punto del día, si tienes una planificación alimenticia, puedes usar los mismos ingredientes para variar las tomas, dando riqueza a tu plan y cambiando de sabores, este punto es el más interesante, dependiendo, claro está, de lo creativo que te sientas y del tiempo que dispones. No es lo mismo poner verduras y carne que rellenar con carne una verdura, la segunda opción supondrá más tiempo de preparación

Bolsos saludables

Existen de todos los materiales, tamaños y formas, obviamente debemos elegir aquellos que estén más adecuado a las cantidades y raciones que comeremos, de esta forma también ahorraremos en espacio de almacenaje, para que su transporte sea lo menos costoso.

Para almacenarlos, podemos encontrar las mochilas de toda la vida, pequeñas maletas con un aislante térmico, las podemos encontrar en cualquier superficie, su precio es asequible, pero debes comprar los tuppers aparte y su tamaño es limitado. Si necesitas algo un poco más “fitness” ya elevamos las expectativas y nos vamos a las tiendas de suplementación, allí tenemos unas maletas, un poco más grandes, totalmente acolchada, con compartimentos para cocteleras, salsas y pastilleros, otro espacio extra para las bolsas de frio y con espacio definido para 3 o 6 tuppers, doble asa y bandolera acolchada, su precio es más elevado, pero lo bueno es que es comprar y usar, llevaras tus comidas organizadas.

Estamos convencidos que con pocos cambios que hagamos en nuestra organización diaria, ya estaremos ganando en salud, que es lo que importa, paralelamente ganaremos, sin duda, en nivel adquisitivo, y sobre todo en paladar, porque dentro de nuestra planificación alimenticia podemos darle la variedad necesaria para enriquecer nuestros platos comiendo con ingredientes que nosotros controlamos y de una forma limpia y sana. Ponte en marcha, te animamos a empezar o a continuar, cuéntanos tu experiencia. ¡Te esperamos!