Algunas causas de tendinitis cuando corremos.

A

Hoy vamos a aportar algunos datos sobre la tendinitis que puede aparecer cuando salimos a correr. Una actividad practicada por millones de personas y que mucha gente intenta, ya que aporta muchos beneficios al organismo, siempre y cuando se haga con conocimiento.

Normalmente culpamos al exceso de actividad. Pero también existen otros factores a tener en cuenta. El peso, la edad, la constitución física, o incluso ya lesiones curadas de anterioridad son algunos de los factores internos. 

Las calzadas o pistas y su deterioro,  nuestras zapatillas (que pueden estar desgastadas o simplemente no son las adecuadas), o una mala pisada, son algunos de los factores externos a tener en cuenta para localizar cualquier tipo de lesión.

running-1

Un concepto erróneo es pensar que solo se da en una parte de la pierna, debido a que hay partes más propensas a ello que otras, pero realmente nos puede ocurrir en cualquier parte de ella. Las rodillas son una zona muy habitual, ya que sufren bastante a la hora de correr.

El Talón de Aquiles también es un área bastante afectada, y por supuesto la planta del pie que es la zona que sufre el mayor impacto contra el suelo. Pero también pueden darse más zonas donde podemos sufrir tendinitis. Por eso vamos a darte algunos tips para prevenir lesiones al correr.

 

MUSCULATURA DESCOMPENSADA

Este factor no es de los más comunes en personas que están acostumbradas a este tipo de deportes, pero para aquellos que están empezando es uno a tener en cuenta. Una descompensación muscular en la misma pierna o en ambas, separando la parte superior a la inferior puede provocar tensiones mal repartidas. Lo más recomendable es trabajar las piernas con ejercicios enfocados a esos músculos, fortaleciendo las zonas por igual y así evitar futuras lesiones.

 

NO ESTIRAR ADECUADAMENTE

He aquí uno de los errores más comunes a la hora de tener este tipo de lesión. Un estiramiento adecuado, con postura adecuada y tiempo necesario, es fundamental tanto a la hora de empezar como a la hora de acabar. Pero en este caso nos centraríamos más en el que hacemos antes de correr, por esto necesitaremos dar un tiempo al estiramiento, sin prisas. Además tenemos que tener factores en cuenta cómo es la temperatura externa. Estirar un músculo en condiciones frías no es aconsejable, es recomendable realizar primero un pequeño calentamiento. Toda precaución es buena a la hora de evitar lesiones.

 

SOBRECARGA MUSCULAR

En este apartado podríamos decir que depende bastante de la técnica a seguir. Si utilizamos movimientos incorrectos a la hora de correr podremos provocar lesiones en cualquier parte ya que es un movimiento constante y progresivo, a veces con el suficiente tiempo como para castigar demasiado las articulaciones o la musculatura. En este caso es muy común castigar ciertas zonas como bien pueden ser las rodillas, los tobillos o, aunque parezca raro, las caderas.

Por ello desde Rincón del Músculo, aconsejamos siempre a nuestros lectores que antes de practicar una actividad que en un principio está diseñada para el bienestar de nuestra salud, se informen  para obtener los resultados más satisfactorios.

Esperamos que os haya sido de gran ayuda. ¡No dudéis en dejarnos vuestra opinión!

About the author

Antonio Tejedor