3 problemas al entrenar las piernas

3

¿Por qué las personas hacen deporte? Es la pregunta que todos se han hecho un día y que fácilmente algunos respondieron de manera rápida. Hacemos deporte para estar sanos, para tener un buen físico, para vernos bien y por muchas cosas más. Pero al hacer deporte tenemos que prestar atención a posibles daños o lesiones que en un futuro nos ocurra.

Sin embargo, hay detalles que se pasan a simple vista, y por eso debemos abrir bien los ojos para estar alertas. Y es que cuando  ponemos de todo nuestro empeño para desarrollarnos, puede haber cosas que no estemos haciendo todo bien. En este artículo  te vamos a contar algunas cosas que quizás se te pasaron a la hora de entrenar las piernas y que tienes que conocer para cuidarlas.

Dolor de costillas

Este problema es muy común cuando entrenamos en la máquina de prensa. La prensa es un ejercicio básico para desarrollar los músculos de la pierna. El problema con este ejercicio radica en la propia ejecución del mismo, puesto que los muslos deben bajar hasta la altura de las costillas, originando un golpe al momento del descenso. La posición que adoptamos en la máquina de prensa es echarnos en el respaldar boca arriba y tenemos que levantar el peso, para luego bajar los muslos lo más cerca posible hasta llegar casi al pecho.

Cuando se trabaja con un peso moderado no hay problemas, pero si ya eres una persona que está algo avanzada en los entrenamientos, el peso cada vez será mayor. Es justo ahí, en el momento que descendemos el peso, puede que demos un tirón. Este golpe puede hacer doler las costillas e incluso hay casos donde se presentaron pequeñas fisuras en las costillas por dejar caer el peso abruptamente y no controlarlo de manera correcta. Por esto, se recomienda entrenar con pesos que podamos levantar y que no sean perjudiciales para uno mismo.

prensa-piernas[1]

Lesiones en la rodilla

Las lesiones a la rodilla son muy complicadas de tratarse, por lo cual se tiene que tener mucho cuidado cuando entrenamos las piernas, ya que las rodillas intervienen en su totalidad en la realización de estos ejercicios. Mantener una posición adecuada de las piernas, con la correcta separación entre ambas y utilizando el calzado necesario para no maltratar nuestro cuerpo son una de las cosas a tomar en cuenta.

Cuando entrenemos las piernas no hay que forzar a que las rodillas hagan el trabajo de los músculos. Por ejemplo: Si toca hacer extensiones para cuádriceps, los encargados de realizar el trabajo son los músculos superiores del muslo, no las rodillas. Por lo tanto, no debemos hacer tirones o ayudar con las rodillas, sino hacer que los cuádriceps se contraigan y así desarrollarlos. Al igual que las sentadillas, al final del cada repetición (fase de ascenso) se deben de flexionar ligeramente las rodillas, no estirarlas por completo con el peso encima nuestro, porque estaremos dañando nuestras articulaciones.

dolor-rodilla[1]

Columna en mala posición

Otra cosa que no se toma en cuenta en el trabajo de piernas es la posición de la columna cuando hacemos los ejercicios. A veces el peso no es bien controlado por las piernas y es allí donde intencionalmente interviene la columna para ayuda con el peso. También se debe cuidar la postura cuando se trabaja en máquinas que implican sentarse, como las extensiones para piernas.

La fuerza debe de salir de los músculos que se trabajan en el momento, y no de nuestra columna. La mayoría de casos suelen pasar a personas principiantes, que no tiene un gran conocimiento de las posiciones. Sin embargo, no hay que descuidar nunca la columna porque es una parte muy importante del cuerpo, y si se lesiona, es muy difícil tratarla. Hay ciertos ejercicios para mejorar y cuidar la columna, como la natación.

DOLOR ESPALDA LUMBAR[1]

 

About the author

Renzo Mariño