Cómo prevenir el catabolismo proteico

C

Muchas veces pensamos que el entrenamiento es lo más importante en el mundo del fitness, y dejamos de lado la correcta alimentación, que es lo que más valor tiene para ganar músculo. En este artículo vamos a explicarte cómo evitar el catabolismo proteico.

Nuestro cuerpo pierde proteína constantemente, ya sea por actividades cotidianas que realicemos en el hogar, trabajo, escuela o en cualquier otro lugar. También se produce un gasto de proteína por medio de la respiración, el funcionamiento del sistemas digestivo o la del sistema circulatorio. Es por esto que en cada momento del día estamos consumiendo proteína y si no buscamos cómo cubrir este gasto proteico, no vamos a lograr nuestros objetivos deportivos.

images1DFL2D06

El catabolismo proteico es todo lo contrario al anabolismo. Mientras que el anabolismo se refiere a la asimilación y crecimiento de nuestros músculos, el catabolismo se basa en la pérdida de músculo por falta de proteína y origina que al no haber nada de proteína en el cuerpo, el organismo la saque de los tejidos musculares.

Cuando hacemos ejercicio nuestro organismo necesita recuperarse del agotamiento físico, por el cual tratamos de alimentarnos de una manera balanceada y correcta. Las proteínas son el nutriente principal para nuestros músculos. Por lo tanto, si no consumimos proteína tras haber entrenado, a lo largo del día ocurrirá en nuestro cuerpo un catabolismo proteico que nos hará perder masa muscular.

 

SÍNTOMAS

  • Uno de los síntomas más percibidos es la pérdida de músculo.
  • El cuerpo se siente fatigado, sin ganas de entrenar y a la vez da origen al cansancio.
  • Por la noche no podemos conciliar correctamente el sueño, se nos hace difícil dormir.
  • Desaparece la vascularización en nuestros músculos, todo esto es porque el músculo no entrenado y no bien alimentado se vuelve flácido y encima le añadimos la ausencia de proteínas, sufriendo un estancamiento en nuestros progresos.

imagesTFJTVRKN

¿CÓMO EVITARLO?

Tomando un batido proteico después del entrenamiento, esto nos permitirá recuperar rápidamente nuestros músculos. Es importante tomar el batido ni bien terminemos la sesión de entrenamiento.

Comer cada 3 horas proteína, dividir la cantidad necesaria en diferentes comidas para lo largo del día.

Consumir o tomar proteína recién levantados de la cama, porque al dormir casi 8 horas producimos un catabolismo al interior del cuerpo. También es recomendable tomar una proteína de asimilación lenta antes de irnos a dormir, como el caseinato de calcio, que nos evitará el catabolismo en el transcurso de la noche.

bestsupplements[1]

Tomar aminoácidos ramificados o esenciales para mejorar el progreso de crecimiento muscular y suplir algunos nutrientes que no encontraremos en los alimentos.

Calcular nuestro gasto a nivel energético y proteico según el peso corporal, el tamaño muscular, la actividad física, el entrenamiento que realizamos y la intensidad de la misma. Esto será de gran ayuda para saber cuánto de proteína necesita nuestro cuerpo al día y cuánto vamos a perder en el entrenamiento.

img_15493_apa_13565_orig[1]

 

 

 

 

 

 

 

 

About the author

Renzo Mariño