Dieta Cetogénica [Parte I]

D

Se acerca el verano y en la mente de muchos llega la idea de bajar esos kilos que nos impiden vernos como realmente nos gustaría, pero…

 articuloceto

¿Cómo podemos conseguirlo?

En Rincón del Músculo nos hemos propuesto acercarte una solución: la Dieta Cetogénica.

Antes de que la palabra «dieta» perturbe tu cabeza has de entender que todo el mundo sigue una dieta, desde la persona que controla el último gramo de su comida  hasta la persona más descuidada, por lo que tenemos que perder el miedo a esta palabra.

El ser humano moderno está acostumbrado por el tipo de alimentación a un estado constante de glucólisisesto es producido por el alto contenido de hidratos de carbono que ingerimos en nuestra dieta diaria. Para familiarizarnos con este término que a priori puede resultarnos extraño, debemos saber que la glucólisis es el proceso por el cual nuestro organismo asimila los hidratos de carbono convirtiéndolos en glucosa, la cual es utilizada por nuestro cuerpo como energía.

Aquí es donde entra en juego la dieta Cetogénica.

¿Qué es la dieta cetogénica?

Básicamente es una dieta baja en glucosa (hidratos de carbono) y alta en proteínas y grasas que provoca que nuestro organismo produzca cuerpos cetónicos (comumente conocidos como cetonas) para producir energía de alto nivel a partir de la grasa.

¿De qué nos alimentaremos en una dieta cetogénica?

Básicamente nos alimentaremos de una baja cantidad de hidratos de carbono, unos 50 gramos diarios; una cantidad moderada de proteínas que variará según el ejercicio físico que hagamos (mayor en deportistas con gran desgaste muscular, como culturismo o halterofilia) y una gran cantidad de grasas destinadas a paliar la falta de energía que hemos creado reduciendo la ingesta de hidratos de carbono.

¿Qué ventajas tiene esta dieta?

  • Nuestro metabolismo se vuelve más flexible; nos encontraremos bien independientemente de lo que hayamos comido o incluso entrenando en ayunas.
  • Aumentaremos el rendimiento de nuestro cerebro ya que éste, en parte, se nutre de cetonas.
  • Sentiremos menos hambre a lo largo del día: olvídate de comer cada 3 horas. ¡No lo necesitas!
  • Reduciremos la hinchazón abdominal y mejoraremos nuestras digestiones.
  • Aumentaremos el porcentaje de grasa que utilizamos durante cualquier ejercicio físico.
  • Mejoraremos desequilibrios hormonales que pudiésemos tener, especialmente en testosterona, hormona del crecimiento, insulina y leptina.
  • Se trata de una dieta anticancerígena, ya que la mayoría de cánceres se nutren de glucosa.
  • Por último pero no menos importante eliminaremos grasa corporal de una forma eficiente y saludable.

Todo esto esta muy bien, pero…

¿No necesitamos hidratos de carbono para vivir?

La respuesta es NO, el cuerpo no los necesita para vivir, sino glucosa para algunas funciones cerebrales. Es cierto que la forma más rápida para de obtener glucosa es ingerir hidratos de carbono, pero no es la única. En ausencia de éstos el cuerpo degrada una pequeña parte de las proteínas que asimilamos para generar glucógeno y glucosa.

Por lo tanto podemos afirmar que es muy útil tomar por ejemplo unos gramos de cereales al día pero no es necesario tomar tanto como estamos acostumbrados a hacer normalmente.

Entonces…

¿Es peligroso para la salud seguir esta dieta?

Sí, para las personas que tengan diabetes tipo 1 no se recomienda en absoluto seguir esta dieta. ¡En cambio si padeces diabetes tipo 2 puedes obtener grandes beneficios!

Para el resto de personas esta dieta es completamente saludable y no representa ningún riesgo para la salud.

¿Ya te has decidido?

Si tu respuesta es SI, vamos a darte unos consejos para que puedas ponerte manos a la obra con tu nueva dieta, primeros pasos a seguir, que alimentos puedes y cuales no puedes tomar… Pero esto será en el próximo artículo sobre «La Dieta Cetogénica».

Dieta Cetogénica Parte II

Si te ha surgido alguna duda o quieres contarnos cualquier cosa no olvides utilizar el sistema de comentarios que encontrarás más abajo en esta misma página, estaremos encantados de contestarte.

About the author

Rodrigo Jorge