Consejos para correr tu primera carrera.

C

Empieza el buen tiempo y por tanto la temporada de carreras interesantes. Hemos estado corriendo en invierno y ahora nos apetece probar a correr alguna carrera popular en nuestra ciudad pero tenemos dudas y miedos sobre si podremos acabarla. En este artículo vamos a dar una serie de consejos para los que estáis en esta situación y animaros a que intentéis este reto que además de bonito puede acabar convirtiendo el running en una pasión. Todo el que experimenta la emoción de terminar su primera carrera acaba enganchándose a la sensación que produce la superación y la gratificación de ser uno capaz de grandes cosas.

Hay muchos tipos de carreras y múltiples distancias, pero vamos a empezar paso a paso. En este caso hablaremos de carreras de 5, 10 y 21 kilómetros.

¿Estoy preparado?

Para una carrera de 5 kilómetros: si has podido correr 3 kilómetros sin parar en un tiempo aproximado de 20 minutos y no estás demasiado cansado al acabar, esta es tu carrera. Aunque ahora 2 kilómetros te parezcan un mundo, en el momento de la carrera te darás cuenta de que los animos de la gente y la adrenalina del evento, te impulsarán esos 2000 metros como si flotases.

Para una carrera de 10 kilómetros: Ya has corrido alguna carrera de 5 kilómetros y te has quedado con ganas de más, además eres capaz de entrenar 3 días por semana durante por lo menos un mes y cuentas con un entrenamientos en el que has llegado a correr 7 kilómetros sin parar. No tengas miedo y lánzate. Puede que en el kilómetro 7-8 creas que queda un mundo, pero al llegar al 9 y ver que el cansancio es totalmente soportable te dará el «subidón». Llegarás con una sonrisa y una gran historia que contar.

Para una carrera de 21 kilómetros: Cuentas entre tus logros con 4 o 5 carreras de 10 kilómetros y llevas alrededor de 4 meses entrenando duro. Correr 10 kilómetros se ha convertido en tu entrenamiento normal y has llegado hasta los 16 sin tener muchos dolores de piernas al día siguiente. No lo dudes, apúntate y entrena, la meta merece mucho la pena. Es una carrera seria en la que tienes que ser consciente de que tienes que ir preparado, pero es totalmente asequible. Puede que el término Media Maratón imponga un poco, pero mayor satisfacción te dará llegar a la meta y que te cuelguen la preciada medalla de «Finisher«.

 

¿Qué me llevo a la carrera?

Como norma general para todas las carreras no tienes que olvidar bajo ninguna circustancia:

  • Dorsal. Si no lo llevas es muy probable que no te dejen cruzar la meta. Recuerda también llevar los imperdibles que suelen darte los propios organizadores.
  • Camiseta técnica y pantalones que hayas estrenado previamente. Nunca estrenes ropa el día de la carrera. Si la organización proporciona camiseta intenta probar que no te roza en ningún sitio. Los hombres suelen tener problemas de roces en los pezones y axilas. Una solución para ello es aplicar vaselina en la zona.
  • Zapatillas. Mejor que sean zapatillas de correr que se adapten a tu pisada. Hay un gran debate sobre pronador-supinador-neutro, pero lo más recomendable es realizarse un análisis de la pisada y que te hagan unas plantillas que puedas poner en unas zapatillas neutras. Tampoco las estrenes en la carrera, las ampollas son el enemigo principal del corredor.
  • Calcetines. Dependiendo de la cantidad de kilómetros que vayas a correr, los calcetines se convierten en un factor clave que determinará tu satisfacción o suplicio. Elige siempre unos calcetines técnicos que hayas probado entrenando, que sepas que no te hacen rozaduras y son cómodos. Tus pies son tu herramienta, mímalos.
  • Gorra o gafas. aunque no son indispensables, si hace sol es mejor que te cubras los ojos. Estar mucho tiempo corriendo al sol no solo es caluroso sino que hace que tengas que entrecerrar los ojos forzando los músculos de la cara y pudiendo terminar con tensiones musculares poco agradables.
  • Geles. No hace falta que lleves geles de energía si vas a correr menos de 1 hora o 1 hora y media. Si eliges llevarlos, asegúrate de haberlos probado antes y que tu cuerpo los admite bien, es muy desagradable tener problemas gastrointestinales.
  • Ropa para cambiarte después. a no ser que sea una carrera en un clima muy caluroso, después de correr hay que taparse bien porque el sudor y cansancio pueden hacer que cojamos frío fácilmente. En todas las carreras hay servicio de ropero, entérate bien de cómo usarlo.
  • Música. para motivarte, aunque hay mucha gente que prefiere no llevar cascos para impregnarse de la fiesta que despierta alrededor de la carrera.
  • DNI y dinero. No es mala idea llevarlos en un bolsillo por lo que pudiera ocurrir, no pesa y te resultará útil.

DSC_0110

Recomendaciones para el día de la carrera

  • Desayuna. Las carreras suelen ser a las 9 de la mañana, por lo que es muy recomendable despertarse dos o tres horas antes para desayunar y que de tiempo al estómago a digerir bien. Es mejor no llegar con el estómago lleno a la carrera porque entre los nervios y el esfuerzo lo más probable es que tengas que buscar un baño cercano y puede ocurrir que pases un mal rato. Desayuna lo que acostumbres, no hagas experimentos justo este día.
  • Llega con tiempo. Para poder dejar la bolsa en el ropero, calentar y vivir la experiencia sin estrés. Mézclate entre los corredores y disfruta.
  • Respeta siempre las normas de la organización. Es por el bien de la carrera y de los corredores.
  • No bebas ni comasEs normal que en las carreras haya agua, bebidas isotónicas y alimentos como barritas o geles que la organización irá dando cada ciertos kilómetros. Puedes beber un poco de agua en cada avituallamiento, pero no pruebes cosas nuevas. Las bebidas isotónicas pueden causarnos problemas gastrointestinales porque al tener sales y minerales desestabilizan el equilibrio osmótico en el estómago. Sería como beber un vaso de agua de mar.
  • Estira después y antes. Es comprensible que con la emoción se nos olvide algo tan importante como estirar, pero es un elemento de suma importancia para recuperarnos antes del esfuerzo. Tómate un tiempo para hacerlo y notarás que los músculos se relajan.
  • Disfruta al máximo la experiencia.

 

About the author

Elia Pesquera

Me llamo Elia y soy licenciada en Periodismo. Actualmente estudio psicología por la UNED con la idea de aplicar mis conocimientos trabajar en el campo de la psicología deportiva.
Voy a aportar mi granito de arena para que la información en esta página sirva de ayuda a gente que quiera estar en forma y tener una vida sana.