Rutina full-body: Todo lo que necesitas saber

R

Las rutinas full-body son aquellas que en una misma sesión de entrenamiento estamos trabajando todas las partes de nuestro cuerpo. Este tipo de rutinas tienen como objetivo la fuerza, sin embargo, existen muchas variedades, por lo que veremos qué beneficios puede aportarnos y en qué circunstancias es mejor optar por otro tipo de entrenamiento.

Con este entrenamiento estaremos poniendo a punto todos nuestros grupos musculares, y no será aconsejable que se exceda de los 45 minutos de duración, ya que suelen ser rutinas compuestas entre 3 y 6 ejercicios. Al estar entrenando los mismos grupos musculares tenemos que saber que no podemos entrenar varios días seguidos, ya que el mayor crecimiento del músculo se obtiene a través del descanso.

¿Qué tipo de ejercicios trabajamos con una rutina full-body?

Los ejercicios pueden ser muy variados, pero debemos centrarnos en ejercicios funcionales, es decir, ejercicios que sean multiarticulares en los que se trabaje varios grupos musculares a la vez. Evitaremos las máquinas lo máximo posible para abarcar ejercicios con peso libre, ya que estos tienen unos mejores resultados y, a su vez, estaremos mejorando en la técnica del movimiento.

Press Banca, dominadas, remo, press militar y sentadillas son los mejores 5 ejercicios para este tipo de rutina. Siempre podemos variar con otro tipo de ejercicios multiarticulares, pero estos son los básicos y más conocidos.

Ventajas

  • Este tipo de rutinas son perfectas para ganar fuerza. Bien es cierto que de esta forma no estamos incidiendo en volumen, pero la fuerza nos ayudará en el futuro para ganar volumen.
  • Las rutinas full-body tienen una frecuencia máxima de 3 días a la semana, alternando los días de entrenamiento con los días de descanso. Por ello, la recuperación muscular será mayor y eso hará que tengamos resultados bastante óptimos.
  • Son rutinas que se componen de pocos ejercicios, y esto hará que se realicen con mucha intensidad, por lo que será perfectas para quemar grasa y conservar la masa muscular en épocas de definición.
  • Su corta duración hace que la pueda realizar cualquier persona que disponga de poco tiempo.

Desventajas

  • No es una rutina para ganar volumen en los músculos, puesto que está adaptada para sesiones de fuerza.
  • Es una rutina que no puede alargarse en el tiempo, puesto que da buenos resultados en el inicio, pero si nuestro objetivo es evolucionar, deberemos de atender a otro tipo de rutinas.
  • Los días de entrenamiento deben alternarse, por lo que no podemos entrenar dos días seguidos. Es obligatorio descansar.

De nada sirve entrenar como un toro y comer como un pajarito, ya que si no los objetivos nunca se llegarán a cumplir. Es importante conocernos y saber cuál es nuestro metabolismo basal, y dependiendo de nuestros objetivos y actividad física, saber qué índice de grasa, proteína y carbohidratos debemos consumir. Siempre nos podemos ayudar de suplementación, ya que marcas de nutrición deportiva como Quamtrax puede ayudarnos a llegar de forma más fácil a nuestros objetivos alimentarios.

Sobre el autor del artículo

Carlos

Científico ambiental, aunque mi verdadera pasión es la de divulgar mi estilo de vida y los hábitos que han provocado una mejora en mi vida aumentando mi forma de afrontar las cosas. Espero aportarte información de interés.