Hígado graso: síntomas y cómo evitarlo

H

higadogras[1]
Imagen con las fases de enfermedades del hígado.
Hay enfermedades que pueden ser fatales para la salud, así como enfermedades que pueden llegar a ser solo una simple gripe. Pero hay algunas que no podemos conocer mucho o tenemos poca información del tema y la dejamos de lado. Sin embargo, todo síntoma negativo en el cuerpo, proviene de algo que lo ocasiona y hay que encontrar el problema que lo origina.

De seguro hemos sentido algún día dolor de cabeza, y no sabemos si es consecuencia de una infección o es que pueda ser el inicio de un resfrío. Las grasas pueden ser buenas y muy malas con nuestro organismo, dependiendo del tipo de grasa que consumamos. En este artículo queremos explicarte en qué consiste el hígado graso y todo lo que tienes que saber para evitarlo.

Young woman sleeping at workplace, her fingers touching keyboard

El hígado graso se presenta en personas que llevan un estilo de vida pésimo, una mala alimentación y no realizan actividad física. El tener niveles altos de triglicéridos, diabetes y colesterol pueden ser indicadores que presenten las personas con hígado graso. También se genera por el consumo excesivo de grasas malas. En la actualidad esta enfermedad se está volviendo muy común entre los jóvenes y en algunas personas mayores que prefieren ingerir comida rápida y los fines de semana el alcohol se vuelve parte de algunos de ellos.

Hace años el hígado graso se relacionaba específicamente con el consumo de alcohol en cantidades grandes, pero ahora se presenta en pacientes con malos hábitos alimenticios. El truco está en evitar el sobrepeso o la obesidad y mantener una vida saludable. Si seguimos los consejos de prevención podremos tratar de una manera eficaz este problema.

SÍNTOMAS

Existen diversos síntomas producidos, aunque cabe resaltar que estos síntomas no todas las personas lo presentan, sino que depende de cada organismo. En su mayoría esta patología presenta lo siguiente:

  • Malestar general.
  • Cansancio.
  • Fatiga.
  • Pérdida de peso.
  • Dolor en la parte superior del abdomen.
  • Sensación de pesadez.
  • Ansiedad.
  • Mareos.

 

PREVENCIÓN

  • Una de las soluciones más importantes es llevar una vida saludable. Hay que tener un plan de alimentación equilibrado y variado.
  • Consumir ensaladas y proteínas para tratar de ir eliminando las grasas del organismo.
  • Acompañar la dieta con una rutina de ejercicio de por lo menos 3 veces semana, que es lo que recomiendan los médicos.
  • Si tienes el hígado graso también debes evitar tomar bebidas alcohólicas por completo, puesto a que el alcohol interviene en la acumulación de grasa en el hígado. Quítalo de tu estilo de vida.
  • Tratar de mantenernos activos. El salir a pasear a la mascota, caminar por 20 minutos al día o subir escaleras son de gran beneficios para la salud.
  • Evitar por completo el consumo de grasas, ni tampoco dulces porque se almacenan como grasa en el organismo.
  • Ejercitarnos regularmente aumenta el metabolismo y quema grasas.
  •  Consumir alimentos con menos grasas y sobre todo si son de origen animal hay que evitarlas.
  • Consumir muchas frutas.

 

About the author

Renzo Mariño
Renzo Mariño