Carbohidratos simples: todo lo que debes saber sobre ellos

C

Mucho se habla acerca de los carbohidratos. Mucha gente afirma que son malos para la salud y hay quien busca llevar una alimentación libre de estos alimentos queriendo erróneamente bajar de peso o llevar una vida más saludable. Sin embargo, los carbohidratos son esenciales en nuestra vida, ya que suministran energía, especialmente al cerebro y al sistema nervioso. La amilasa es una enzima que ayuda a transformar los carbohidratos en glucosa (azúcar en sangre) para proporcionar energía al cuerpo con la que llevar a cabo todas sus funciones.

Entonces… ¿Qué es lo correcto? ¿Consumir carbohidratos o no consumirlos? ¿Qué tipo de carbohidratos debo consumir y cuáles debo evitar? ¿Es posible bajar de peso consumiendo carbohidratos?

Para empezar debemos entender que hay dos tipos de carbohidratos:  según su estructura química y la rapidez con que el cuerpo los digiere se clasifican como simples o complejos. Aunque ambos aportan energía, la diferencia está en cómo nuestro cuerpo los metaboliza.

Los carbohidratos simples se metabolizan rápidamente en el cuerpo y se componen de uno o dos azúcares.

Ejemplos de carbohidratos simples:

  • Fructosa (azúcar de las frutas).
  • Galactosa (se encuentra en los lácteos).

Alimentos con carbohidratos simples:

  • Fruta.
  • Leche.
  • Algunas verduras.

Éstos contienen vitaminas y minerales que aportan nutrientes al cuerpo, también en el grupo de los carbohidratos simples se encuentran los alimentos que contienen azúcar refinada como :

  • Golosinas.
  • Refrescos gaseosos regulares.
  • Jarabes.
  • Azúcar.
  • Pasteles.
  • Galletas.
  • Cereales procesados.

Estos azúcares refinados contienen carbohidratos simples sin ningún otro nutriente, a diferencia de los anteriores, por lo que se les llaman “calorías vacías” y el abuso de estos productos llevan al aumento de peso.

Además, su consumo excesivo degenera en enfermedades como:

  • Obesidad: el cuerpo recibe más energía de la que necesita y comienza a acumularla en el cuerpo en forma de grasa.
  • Debido al consumo excesivo de azúcares refinados se ha disparado el padecimiento de diabetes a nivel mundial , ya que el organismo recibe exceso de glucosa sobrecargando al páncreas, provocando a la larga que el individuo desarrolle esta enfermedad. Es muy importante que las personas que padecen diabetes controlen la cantidad de carbohidratos simples que comen.
  • Enfermedades cardiovasculares,  el sobrepeso causa que las arterias se tapen y esto exige a los órganos mayor trabajo para un adecuado aporte de energía.
  • Caries: el alto consumo de azúcares y golosinas ha disparado en los últimos años el padecimiento de esta enfermedad sobre todo en los niños.
  • Celulitis: el abuso en el consumo de azúcares refinados provoca que el cuerpo almacene energía en forma de grasa, precisamente en el abdomen y que las mujeres acumulen grasa en caderas y muslos, provocando la desagradable celulitis. Si quieres conservar una figura delgada debes limitar el consumo de estos productos.

Los carbohidratos son importantes para nuestra salud, por lo que de ninguna manera debes eliminarlos de tu dieta, es importante diferenciarlos y balancear su consumo.  En el siguiente post hablaremos de los carbohidratos complejos y cómo estos pueden ayudarte a mantener una alimentación saludable.

 

 

Sobre el autor del artículo

Mayela De Luna