EL PIE DE ATLETA: ENEMIGO DEL DEPORTISTA

E

Los deportistas siempre velan por el bienestar de su salud, sea la salud del estado físico y la salud del organismo. Pero ¿Qué pasa cuando nos vemos expuestos por problemas en el deporte? Es muy recurrente ver deportista de élite con buen estado físico, sin embargo todo conlleva un sacrificio, y este sacrificio puede dejar “huellas en los pies”.

Y es que en gran parte, estos atletas a la interior sufren de problemas, problemas que parecen pequeños pero pueden llegar a molestarlos en su entrenamiento.

PIE ATLETA

¿QUÉ ES EL PIE DE ATLETA?

El pie de atleta o Tinea pedis es una infección causada por los hongos y que afecta a los pies. Estas infecciones se localizan entre los dedos y pliegues del pie. Si bien es cierto que mayormente son los atletas y deportistas quienes sufren de esta enfermedad en los pies, también personas que no tienen nada que ver con el deporte pueden tenerla.

La humedad y el calor intervienen mucho en la causa del pie de atleta. Los climas cálidos ayudan a los hongos a que habiten y se colonicen en los pies. Los hongos atacan mucho a los pies porque dentro de los zapatos se forma un clima cálido, originando la formación de hongos y que podría llevar a causar el pie de atleta.

Su contagio se trasmite de persona a persona. Las formas más comunes de contagiarse con esta infección se dan a través de las duchas en gimnasios, los bordes de la piscina u objetos contaminados por el hongo. Esto da un empujón a que aparezca el pie de atleta.

Se da tanto en hombres como en mujeres, y en mayor parte en los hombres jóvenes que se encuentran en actividad constante. Cabe resaltar que no todos los hongos son pie de atleta.

SÍNTOMAS

Los síntomas más frecuentes del pie de atleta son:

  • Piel seca.
  • Aparición de ampollas.
  • Inflamación.
  • Descamación.

Al romperse una ampolla, los tejidos pequeños en el pie quedan expuestos, originado dolor e hinchazón. Si la infección se agrava la picazón puede extenderse y empeorar.

La infección del pie de atleta puede llegar a afectar a las plantas de los pies y las uñas. Incluso puede extenderse hasta lugares fuera del pie. Debido a que si se rasca el área afectada y luego tocamos otras partes del cuerpo quedarán contaminadas por el hongo. Las axilas y la entrepierna son más propensas a contaminarse.

PREVENCIÓN

Es difícil trata de evitar el contagio de esta enfermedad debido a que la podemos contraer en lugares muy frecuentes para todos: los vestuarios, las piscinas, la ropa prestada, el calzado, etcétera. Lo importante y primordial que se debe hacer para cuidarnos del pie de atleta es:

  • Ser higiénico: Lavar bien los pies con agua y jabón todos los días para evitar la propagación de hongos. Si haces mucho deporte puedes complementar tu cuidado apoyándote de talco para pies. Esto reducirá la sudoración en los mismos.
  • Ser cuidadoso: Hay que evitar por completo caminar descalzos por lugares que puedan causar hongos. Usar calcetines que no sean de un material que haga transpirar demasiado a los pies. El uso de cremas podológicas puede venir muy bien en el cuidado del pie de atleta.

CUIDADO PIES

 

About the author

Renzo Mariño