Merienda completa… ¡Sin pan!

M

Todos aquellos que estén metidos en un programa de entrenamiento, tendrán claro que sin una dieta acorde a lo que estemos realizando, el esfuerzo será en vano. Qué comer antes y después de entrenar, qué nutrientes aportar a nuestros músculos en cada momento o qué efectos tendrán en nuestro desarrollo diversos alimentos, son algunos de los quebraderos de cabeza de muchos, especialmente en principiantes.

La merienda es el gran reto, ya que está situada en una franja horaria que puede interferir con el tiempo de entreno. Lo más aconsejable es tomar una fuente de hidratos (avena, por ejemplo) antes de entrenar, y alimentos que regeneren el músculo, después de la sesión.

Pues bien, aquí os traemos una receta de merienda fácil, completa, e ideal para el post-entrenamiento, tanto en la fase de ganancia muscular, como en la de definición.

Necesitaremos:

-Pavo en lonchas.

-Queso en lonchas (puede ser bajo en calorías, aunque si estás en fase de ganancia de peso, esto no debe preocuparte).

-Aceite de oliva.

-Orégano y tomate de pera (opcional).

Para prepararla, sólo debes hacer rollitos con las lonchas de pavo y el queso (una buena proporción es tres de pavo y una de queso), dejando el último en el interior. Empieza poniendo capas en un plato, y antes de hacer el rollito, personaliza al gusto. Puedes echarle orégano, o tomate (pásalo por la licuadora o batidora, de forma que puedas aplicarlo más cómodamente), rellenar también con espinacas, variar el tipo de queso… ¡Sé creativo!

 

imagen1

Una vez tengas tus rollitos (tres rollitos son ideales), ponlos en una sartén con el fuego bajo, y déjalos calentar, para que el queso se funda y el pavo se tueste un poco. Es aconsejable ensartar los rollitos con un palillo, para que no se abran mientras están en la sartén.

También puedes meterlos en el microondas, si lo prefieres así.

Por último, añade un chorrito de aceite de oliva… ¡Y a comer!

¿Qué beneficios tiene esta merienda post-entreno respecto a un sándwich? Por una parte, estás eliminando el pan, el cual es para los definidores una peligrosa fuente de hidratos de carbono. Además, estás tomando más proteína que en un sándwich, al comer más pavo. El queso te aporta los hidratos de carbono que tu músculo necesitará para reconstruirse mejor. Si añadiste tomate… ¡enhorabuena! El plato estará más sabroso y jugoso, además de ayudar a tu piel y corazón. Si acompañas esto con un vaso de leche semidesnatada (con o sin cacao, como prefieras), estás tomando una merienda post-entreno completa, que cubre todos los componentes que tus músculos te demandarán para regenerarse… ¡Sin pan!

About the author

Agustín Carro

Hola a todos. Soy un chico andaluz, estudiante de Arquitectura y Bellas Artes en Madrid. Entré como redactor en Rincón del Músculo en 2014, y a día de formo parte de su Dirección. Me encanta todo lo relacionado con la alimentación y la biología, e intento incluir temas como el veganismo en esta página. Espero que podamos ayudaros a mejorar y ser más sanos. ¡Adhuc Stantes!