Entrenamiento elíptico

E

El entrenamiento elíptico en máquina adquirió popularidad en la industria de la aptitud física. Hay ejercicios elípticos para la parte superior del cuerpo o para la parte superior y la inferior en forma combinada. El movimiento de la parte inferior del cuerpo durante el ejercicio en un entrenador elíptico es una combinación entre las acciones realizadas con la escalinata en máquina y la bicicleta estática vertical.

En los entrenadores elípticos los pies se mueven en un patrón ovoide o elíptico y permanecen en contacto con los pedales de la máquina durante todo el ejercicio. A diferencia de la carrera o el trote, esta forma de ejercicio se puede asociar con sesiones de alta intensidad y fuerzas de bajo impacto comparable con las observadas durante la caminata (Porcari, Foster y Schneider, 2000).

Reebok-C5-1e-Crosstrainer

Aunque ninguna investigación documentó los efectos a largo plazo de este tipo de entrenamiento sobre la aptitud cardiovascular, los datos preliminares sugieren que cumple con las pautas del ACSM (2006) para el desarrollo y el mantenimiento de la aptitud cardiorrespiratoria (Kravitz, Wax, Mayo, Daniels y Charette, 1998; Porcari y cols., 2000). Kravitz y col. (1998) informaron que el consumo de energía promedio durante el ejercicio hacia delante y atrás sin resistencia y contra resistencia durante 5 minutos (125 ejercicios por minuto) fue de 8,1 y 10,7 kcal·min-1, respectivamente. Las intensidades del ejercicio oscilaron entre 72,5 y 83,5% de la FCmáx (estimada de acuerdo con la edad). En comparación con el ejercicio en banda sin fin, el entrenamiento elíptico para la parte superior del cuerpo con intensidades seleccionadas por el cliente produjo respuestas del VO2, la FC y la escala del esfuerzo percibido similares (Crommett, Kravitz, Wongsathikun y Kemerly, 1999; Porcari y col., 2000).

Si bien no se observaron diferencias en el VO2 entre el entrenamiento elíptico para las partes inferior y superior del cuerpo en forma combinada y el ejercicio en banda sin fin, el primero se asoció con FC y escala del esfuerzo percibido mucho más altas (Crommett y cols., 1999).

Bibliografía:

  • Heyward, V. H. (2012). Evaluación de la aptitud física y prescripción del ejercicio. Editorial Médica Panamericana.

About the author

Ismael Maciá