El deporte y la actividad física ocupan tanto espacio temporal en nuestras vidas como las nuevas tecnologías, y sin querer nos vamos creyendo algo expertos en estas materias. Pero de forma inconsciente, mezclamos datos y, posiblemente, desarrollamos prácticas y objetivos sin disponer de unos mínimos conocimientos básicos, que nos ayuden a diferenciar conceptos imprescindibles para tener y adquirir una salud adecuada, y no lo contrario. Debemos acercarnos al significado primario de actividad física, comprenderlo y entenderlo, y después, si somos capaces, promocionar y elevar nuestra actividad hacia otras metas más competitivas, como sería ya el contacto con cualquier deporte adecuado. La necesaria actividad física se podría considerar como el escalón inferior al deporte.

EN EL FORO INSTITUCIONAL

Nadie mejor que la Organización Mundial de la Salud (OMS) para describirnos lo que es la actividad física, y comentarnos una serie de recomendaciones y consejos necesarios para planificar correctamente nuestra forma de realizar el ejercicio físico adecuado y mejorar nuestra salud.

Empezaremos diciendo que, según la OMS, actividad física se considera cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía. La actividad física abarca actividades que entrañan movimiento corporal y se realizan como parte de los momentos de juego, del trabajo, de formas de transporte activas, de las tareas domésticas y de actividades recreativas. Queda bastante claro que actividad física no es solo correr, nadar, etc…

INACTIVIDAD FÍSICA

La inactividad física según la OMS, es el cuarto factor de riesgo de mortalidad global. De hecho, el 6% de las muertes se atribuye a inactividad física y se asocia con el 21-25% de los tumores de colón y de mama, el 27% de diabetes y el 30% de cardiopatía isquémica (enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias).

ACTIVIDA FÍSICA REGULAR

La actividad física regular mejora la forma muscular y cardiorrespiratoria, la salud ósea y funcional, reduce las tasas de patología coronaria, hipertensión, ictus, diabetes, cáncer de mama y colon, de depresión, de caídas y fracturas, y ayuda a mantener el peso.

motivar-ninos-actividad-fisica-2

CONFUSIÓN CON DEPORTE

Como ya hemos adelantado, no hay que confundir actividad física con deporte. Esta es cualquier movimiento corporal que utiliza energía. Tanto la actividad física moderada o vigorosa producen beneficios para la salud.

CANTIDAD

Hay que practicar al menos 60 minutos de actividad física moderada o vigorosa al día entre los 5 y 17 años. Aumentar el tiempo produce beneficios adicionales. Los adultos de entre 18 y 64 años deberán realiza al menos 150 minutos a la semana de actividad física moderadamente intensa, o al menos 75 minutos de actividad vigorosa, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa. Para obtener un beneficio cardiovascular, cualquier actividad debe tener por lo menos 10 minutos de duración.

actividad fisica

EN MAYORES

En mayores de 65 años la recomendación es igual al resto de los adultos. Aquellos con problemas de movilidad debería realizar actividad física tres veces a la semana para mejorar el equilibrio y también para prevenir las posibles caídas. Si no se pudieran cumplir estas recomendaciones, se debe ser lo más activo que se pueda. Estas recomendaciones se dirigen tanto a los adultos sanos, con patologías crónicas o con discapacidad.

Hacer un mínimo de actividad física es mejor que no hacer ninguna. Las personas inactivas deberían comenzar con pequeñas cantidades e ir aumentando gradualmente la duración, la frecuencia y la intensidad. De la misma forma que en cualquier práctica deportiva. En situación de embarazo, posparto y tras un evento cardiovascular se debe realizar bajo supervisión médica.

LAS POLÍTICAS QUE AYUDAN

Aunque los políticos todavía no se lo toman en serio, se está demostrando que llevar a cabo unas políticas urbanas y medioambientales adecuadas, tienen un potencial inmenso para elevar los niveles de actividad física en la población, y deben garantizar un transporte activo accesible, y el fomento de la actividad física en colegios y entornos laborales.